«Oh My Baby». Después de los 40, Mamá?

Oh my baby
separador

«Oh My Baby» es un drama comedia surcoreano, en donde la protagonista está por llegar a sus 40 y es soltera. Jang Ha Ri, es profesional, trabaja en una editorial y está en el sector especializado en niños. Ella dice que desde chica creía que casarse y tener un hijo eran cosas normales, pero a ella no le sucedió.

Debido a su edad y como no tiene novio, quiere congelar sus óvulos para llegar a ser mamá en el momento adecuado. Su doctora, le dice que eso lo tendría que haber hecho en sus 20 o hasta 30 años y no ahora, que ya es tarde: sus óvulos son viejos. Para colmo Jang Ha-Ri en su chequeo ginecológico se entera que tiene endometriosis lo que complica más aún sus planes.

Hoy existen, muchos métodos para ser madre a más allá de la edad La ciencia ha avanzado mucho. Hay paises en donde metodos como la fertilización asistida o los embarazos con un donante son legal y socialmente aceptadas y cada vez más utilizadas. Pero Corea del Sur es una sociedad tradicional y situaciones como divorcios o madres solteras, son muy mal vistos. Ago similar a lo que puede ocurrir en muchos lugares de América Latina, donde para tener un hijo el único camino es casarse.

Casarse para ser madre, como intenta la protagonista de «Oh my Baby» presenta varios incovencientes:

  • Es un camino mucho más largo.
  • No sabemos si el caballero es fértil, además no creo que ningún hombre acepte casarse para hacer de semental y lo usemos como medio para conseguir otro fin.
  • Por lo tanto habría que mentirle y hacerle creer que estamos enamoradas. O mentirnos y creer que nosotras estamos enamoradas de él.
  • Otra cuestión es que no abundan novios que se quieran casar y es probable que los buenos partidos escaseen, más a esa edad, con lo cual hay que aferrarse al primer candidate que se nos cruce, lo que a futuro puede tener consecuencias funestas para nuestra salud. El señor en cuestión puede tener algún vicio, ser vago y resultar un peso, del que luego hay que divorciarse.

Esas cosas a la larga terminan mal.

En el drama Oh My Baby, podemos ver todas la vicisitudes de una mujer en los 40, buscando pareja para lograr ser mamá, forzando situaciones con hombres que la llevan a hacer papelones indescriptibles.

Cita a Ciegas

También vemos todas las presiones sociales y burlas que recibe la protagonista por el solo hecho de ser una mujer soltera y sin hijos. En la mayoría de los casos son las otras mujeres las que la hieren y rebajan. Desde luego esas mujeres están casadas y tienen hijos o son mucho más jóvenes. Otras no se burlan, pero sienten lástima por ella, como su madre.

Casamiento de una prima

De cualquier forma nuestra heroína, luego de varias crisis internas, logra clarificarse y tomar el camino correcto con valentía: ser fiel a sí misma.

Supongo que hay muchas mujeres en esta situación: algunas quiza se queden con el deseo insatisfecho y otras que desafían el famoso «que dirán» y cumplirán su sueño.

Pero ¿es necesario pasar por todos estas torturas internas, debatiendo internamente las alternativas sin ninguna ayuda?.Con el riesgo de que termine venciendo el «que dirán» y no puedas cumplir tu sueño. Por eso el tratamiento psicológico en estos casos es fundamental. Buscar una terapia que te ayude y acompañe en el proceso de decisión y durante todo el procedimiento de escoger las opciones de fertilización asistida, el procedimiento en sí y hasta el embarazo inclusive. En los últimos años se ha comprobado que recibir apoyo psicológico durante cualquier tratamiento de fertilidad puede resultar de gran ayuda para la persona. Las sesiones pueden aliviar la sensación de presión que se crea especialmente en las mujeres además de resolver las dudas más íntimas.

Hace tu primera Consulta Gratis

Llená el formulario con tu consulta te contactaremos dentro de las 12 horas

O por Whatsapp

Consulta wharsapp

Advertencia

No use este sitio, si usted está en crisis o cualquier otra persona está en peligro. Estos recursos pueden proporcionarle ayuda inmediata. Listado internacional de Recursos

Deja un comentario